La web de noticas falsas sobre Ávila que podrían ser verdad y no te extrañaría

Los que no tienen pueblo

Hoy tomamos partido en uno de los grandes problemas de la sociedad abulense, ya que el día a día para las personas que no tienen pueblo en esta provincia, no es nada sencilla. Este grupo social vive toda su vida con el estigma de no poder disfrutar de las ventajas de la vida rural, dándose casos de depresiones, ataques violentos y adicción a los documentales de La dos.

Según los últimos datos facilitados por el Instituto de Historia y Estadística Abulense, la sociedad de esta pequeña provincia castellana se ha dividido desde hace décadas en dos bandos: Los que tienen pueblo y los que no.

Hablar del sector que tuvo la mala fortuna de no tener relación familiar con alguna de las villas de la región, es hacerlo de un reducido y desgraciado grupo social que vive toda su vida sometido a un estigma difícil de eliminar. Y es que en este rincón del mundo, el hecho de no disponer de esta característica natal, convierte a los sujetos en verdaderos parias sociales.

“Los grandes líderes mundiales siempre han tenido pueblo.  Sin ir más lejos, Churchill tiene orígenes de Muñana y Obama de Gemuño“ Nos señalaba uno de los trabajadores del centro, al ser preguntado por la trascendencia de este hecho. No en vano, tener pueblo marca y de qué manera, puesto que permite adquirir unos valores que ni por asomo pueden adquirir los que carecen de esta condición. Un abulense con pueblo, por ejemplo, puede concatenar dos meses seguidos de fiestas patronales y aprenderse el orden de las canciones que van a tocar cada una de las orquestas que actuarán en ellas, los vestidos de las cantantes y hasta el nivel de decibelios de cada equipo de música.

Un apueblido (Como lo ha definido la RAE) sufre cuando llegan las fiestas de verano. Mientras el resto de los seres humanos con los que convive, conocen a la perfección cada una de las fechas de las fiestas de la provincia,  este navega en un mar de soledad y bochorno.  Teme llegar a la oficina o a la escuela y ser víctima de ese sinfín de anécdotas que le son tan ajenas.  Él no ha podido disfrutar de todo aquello y pasea taciturno, mientras escucha esa frase tan odiosa que se repite una y otra vez: “Bueno, tú eso no lo entiendes porque no tienes pueblo”.

Por este motivo son muchos los que recurren a inventarse uno, un problema que preocupa y mucho a la Diputación que ya ha creado el primer Instituto de Desintoxicación para Apueblidos. “El objetivo de este proyecto es el de encontrar acomodo a estos hombres y mujeres tan desfavorecidos, dentro de los pueblos de nuestra provincia”. Señalaba su director David Sanchidrián que fue uno de los primeros apueblidos en superar esta situación. “Fueron años muy duros, llegaba el viernes y los compañeros de trabajo se iban a sus pueblos, pero ¿A dónde iba yo? Acababa metiéndome en un armario para llorar hasta el lunes, mientras que me imaginaba como miembro de una peña ”  Pero gracias a la acción del IDA, logró encontrar a una familia en Gotarrendura que le acogió y ahora dirige esta iniciativa tan prometedora, aunque denuncia que aún se mantiene cierto racismo. “Es cierto que la mayoría me trata como a un igual, pero lamentablemente todavía hay personas que no nos respetan” Decía entre lágrimas antes de reconocer que “Una vez incluso me llamaron urbanita al entrar en el bar.  Eso me dolió en el alma”.  Afortunadamente la labor de la institución está siendo muy positiva y a fecha de hoy, ya son más de mil las personas que han podido salir del agujero e integrarse en alguna de las más de trescientas pequeñas localidades de Ávila.

Este fue el caso de Luis Miguel, un reputado enfermero que encontró acomodo en El Fresno, pueblo del que habla maravillas. “La experiencia fue inmejorable, me recibieron con las manos abiertas. Me prepararon incluso una lista de motes para que pudiera elegir el mío. Después una señora me invitó a tomar doce huevos fritos que no hubo manera de rechazar…Eso sí, al día siguiente me obligó a ir a misa”.  Sin embargo,  para poder disfrutar de ese destino último,  es necesario superar un duro examen de valores para poner a prueba la capacidad de adaptación del individuo al mundo rural. Pasar un fin de semana sin redes sociales, respetar a los mayores, encargar camisetas para una peña sin discutir con nadie o caminar sin caerse por el monte, son algunas de las pruebas a las que se enfrentan los candidatos en esta suerte de oposición.

Se espera que para 2030, la población sin pueblo quede reducida a un 3%, pero mientras tanto, desde el Instituto de Desintoxicación reclaman solidaridad y apelan a unas normas básicas para no herir sensibilidades que se exponen en su página web. “Recomendamos extremar la prudencia los lunes y hablar de lo auténticamente aburrido que es ir al pueblo el fin de semana. Los apueblidos pueden resultar violentos cuando se sienten arrinconados y no es cuestión de ir provocando”. De este modo han surgido numerosas muestras espontáneas de solidaridad  como las de Navalacruz,  donde un grupo de cincuenta personas han promovido una ingeniosa iniciativa, mediante la cual actúan de guía ante los domingueros procedentes de Madrid,  para que se sientan integrados en un medio tan hostil. Próximamente se instalarán unos puestos en el Mercado Chico,  para que las poblaciones que estén interesadas en acoger a estos sujetos puedan inscribirse.  Y por supuesto allí estará el Gloucester Post para informar de lo que suceda.

Facebook
Twitter
WhatsApp
BOLETÍN DE NOTICIAS
Oye, majete, ¿quieres que te avisemos cuando haya algo nuevo?
Última hora

Escrito por César Díez Serrano

1.m. Mamífero, ser animado racional que ha llegado a la edad adulta, con doble nacionalidad abulensevalenciana que dedica su tiempo libre a escribir tonterías. Nieto de Teodorillo el de Vallespín y la señora Tere, que hacían los mejores callos del mundo.

2.m. Intento de escritor aficionado que ha publicado, contra todo pronóstico, cuatro libros: la triología La edad de Acuario y El sueño de Connor.

3.m. Fundador de asociaciones y empresas de dudoso éxito nacional e internacional.

4.m. Tipo de ensalada originaria de los Estados Unidos y título de emperadores romanos.

Te puede interesar…

Nueve consejos para llevar mejor el teletrabajo en Ávila durante la cuarentena

El confinamiento está siendo muy duro para todo el mundo y no iba a ser una excepción para los abulenses. En esta extraña época nos hemos visto obligados a trabajar en nuestras casas, lo que está produciendo graves alteraciones en la vida laboral de las gentes de Ávila. Por eso en el Gloucester Post hemos elaborado nueve consejos para que puedas seguir manteniendo tu día a día como si no pasara nada. Siguiendo estos consejos te parecerá que sigues yendo a tu lugar de trabajo ¡Vamos con ello!

¡Empieza el día como lo hacen los verdaderos abulenses!

-Tip 1: Nuestro primer consejo es que prepares algunos útiles que necesitarás a primera hora. El día anterior mete en el congelador un espejo, una bolsa de hielos y deja espacio suficiente como para que entre un melón.
-Tip 2: A la mañana siguiente y justo antes de ponerte a trabajar, introduce la cabeza en el congelador durante 5 minutos y sal a la terraza otros 10 junto con el espejo que habías guardado. Si cierras los ojos podrás imaginar una típica mañana de diciembre abulense. Para darle más realismo, puedes conectar un ventilador y orientarlo hacia tu cara. Aprovecha para esparcir la bolsa de hielo en el suelo de la cocina.
-Tip 3: Tras el paso dos y sin entrar en calor, ponte a rascar el espejo con las manos desnudas hasta que quites la capa de hielo y recuerda esa sensación de rascar el coche. Intenta hacerlo cogiendo el bolso, un maletín o con las llaves de la mano.
-Tip 4: Vuelve a la cocina y camina sobre hielo que previamente habías vertido. Si lo has hecho bien, se habrá formado una superficie semi helada. Siente la estupenda sensación de no estamparte mientras te deslizas sobre ella.
-Tip 5: Lleva a tus hijos del salón a la cocina y diles que vais al colegio. Intenta ponerlos en estado nervioso con anterioridad para obtener un mayor realismo. Nota aclaratoria: Los padres que llevan a sus hijos al Diocesano no es necesario que metan el coche en el pasillo, ni que se despeatonalice la zona, pueden hacerlo andando.

¡Lleva a tu casa la esencia de una verdadera oficina abulense!

-Tip 6: Simula tu propio bar para tomarte un café: Pon a un familiar con un paño detrás de la mesa y pídele un café y que te haga los comentarios típicos de tu camarero habitual: “¿Qué tomamos? ¿Lo de siempre?”. Puedes tratar de copiar pinchos típicos de Ávila como las patatas del Mangas o los cojonudos del Bucanero.
-Tip 7: ¡No te cortes! Si eres funcionario puedes ir a la cocina a tomar café tantas veces como quieras. Además, no tendrás que buscar excusas, puedes dejar tu ordenador encendido y nadie notará que haces algo distinto a lo habitual.
-Tip 8: A la vuelta de tu pausa, coge a tus hijos y siéntalos en el pasillo para simular una sala de espera repleta de clientes. Cuando te aburras puedes ir llamándoles a que pasen o puedes jugar con su desesperación desde tu puesto de trabajo.
-Tip 9: A la hora de tu salida, pasea por el pasillo con las manos en la espalda con un periódico viejo y una barra de pan. Ponte varias capas de ropa para que puedas decir eso de “Es que salgo por la mañana con frío y vuelvo con calor”.

Leer más »