Las relaciones humanas son complejas a nivel mundial. En cada recoveco de este planeta existen diferentes maneras de afrontar el contacto con el prójimo. Mucho más difícil de encajar todo esto es cuando nos centramos en términos amorosos. No es lo mismo el concepto del romanticismo en París que en Bagdad. Pero hay un lugar en el planeta donde la tarea de encontrar pareja alcanza el máximo nivel de dificultad. Sí, es el que estás pensando, Ávila.

¿Desde cuándo es difícil ligar en Ávila?

No es que fuera un paraíso, pero hace unas décadas Ávila era un lugar bastante social. Existen documentos gráficos en los que se ve El Grande lleno de gente. Incluso cuentan los viejos del lugar que por la calle Vallespín había que ir apartando a la gente las noches de los fines de semana. Hasta los albores del nuevo milenio había cierta facilidad para conocer gente nueva, pero eso cambió…

Según VOX fue culpa de Pablo Iglesias, según Pablo Iglesias fue culpa de Aznar, según Aznar de Zapatero y según Zapatero toda la culpa la tuvo VOX. El caso es que de un día para otro la gente desapareció. Algo sucedió la noche del 31 de diciembre de 2005, porque al día siguiente el cincuenta por ciento de la población joven de Ávila desapareció. Desde ese momento ligar en Ávila es tan difícil como sacarse un doctorado en física cuántica.

El reto de ligar en Ávila

El investigador de social de la Universidad Nacho Vidal de Cardeñosa, Dick Cook, cataloga a Ávila en la zona de nivel 4 sobre 4 en la dificultad de encontrar pareja, a la par que Arabia Saudí y solo un peldaño por encima del País Vasco. “Es picar donde no hay agua.”-señala con preocupación-“Se han desarrollado una serie de factores que hace muy difícil las relaciones en la capital, lo que obliga a los abulenses a buscar pareja fuera o meterse a un convento”.

El paradigma del ligue en Ávila se podría resumir en la siguiente declaración. “Ávila es una ciudad de grupos cerrados, donde la población en edad casadera escasea. Si los jóvenes emigran, si no hay vida nocturna y en invierno hace un frío de cojones ¿Cómo va a surgir el amor?”.

Uno de estos afectados, Rufino Rufadi, confesó que en el último año ha tenido parejas en “Soria, Guardamar del Segura, Calasparra y Toronto. Me he recorrido buena parte del mundo en busca de un amor que mi tierra no me da”.

“Este es un gran problema para colectivos como el nuestro.” Señala Isabel Beltraneja, presidenta de la AAPDT (Asociación de Abandonados por sus Parejas Después de los Treinta). “Si ya es un drama una ruptura a nuestra edad en cualquier lugar, en Ávila es una muerte en vida”.

El fin de las relaciones a través de internet en Ávila

Desde su llegada, ligar por internet fue una alternativa muy interesante para encontrar pareja en Ávila. Los chats eran el ambiente idóneo para conocer a alguien sin que te señalara la vecina del quinto o tu compañera de trabajo. Pero luego llegó Tinder y lo jodió todo, porque en Ávila Tinder no funciona.

No lo hace por la sencilla razón de que aquí no nos gusta que se nos reconozca y menos para esos menesteres. Antes con el chat de Terra el anonimato permitía esquivar esa vergüenza social, pero con aplicaciones en las que tu foto las puede ver cualquiera, el tema ya no es tan divertido.

La escuela de policía: El más difícil todavía

Que la escuela de policía trae muchos beneficios a la ciudad no se puede poner en duda. Pero como afirma Dick Cook, el hecho de que cada año lleguen a la ciudad miles de jóvenes con cuerpos esculturales y futuro laboral prometedor, destroza aún más la vida amorosa.

¿Cómo va a competir el abulense medio contra esos hombres y mujeres? No está hecho para el fitness o ser metrosexual. Sin ir más lejos, el hombre medio abulense se siente más cómodo con una gorra de Caja de Ávila en la cabeza que depilándose las cejas. Al final provoca un bloqueo social, donde ellas no ven a los lugareños atractivos y estos se aferran todavía más a la barra del bar.

Caída en picado de los nacimientos en Ávila

Todo esto está provocando que el envejecimiento de la población se esté transformando en desertización. Si en Ávila no se intenta revertir el movimiento social y se incentivan de nuevo los amores, la ciudad será una gran residencia de ancianos en unas décadas. “Si no podemos follar ¿cómo vamos a tener hijos?” Señala desolada Isabel Beltraneja ante un problema que afecta ya a siete millones de abulenses en todo el mundo.

El Partido Independentista Abulense plantea soluciones

Ante el inmovilismo de los partidos políticos legalizados, el PIA ha publicado una lista de iniciativas para acabar con este problema. Entre las cerca de cien propuestas destaca por ejemplo el desvío de todas las caravanas de solteros que salgan de Madrid para que hagan escala en Ávila y convertirla en una ciudad “Caravan Single Friendly”.

También fomentará la creación de una bolsa de solteros, clasificados por edades y tierras que posean para poder emparejarlos de manera adecuada. Anualmente se celebrará una fiesta de “mozos y mozas” en el Mercado Chico donde se oficializarán los enlaces.